Desplegar tu esencia...

 

Consciencia

Quien no se ha dado cuenta alguna vez que no era consciente de algo. Después de vivir, después de experimentar podemos darnos cuenta de algo, tomar conciencia de ello, volvernos conscientes. Una persona enferma de gravedad y por primera vez experimenta lo que es vivir sin que le acompañe la salud, toma conciencia de lo importante que es tener un cuerpo en forma y a partir de este momento empieza a cuidarlo. Experimentar es importante, es el primer paso; pero si no se acompaña de una toma de consciencia se corre el riesgo de que no llegue a integrarse en nuestro ser, en nuestro verdadero centro. Desgraciadamente, en el ejemplo de la salud, muchas personas deben llegar a un extremo de gravedad, incluso con peligro de muerte, para darse cuenta que aquel hábito o conducta era autodestructivo; finalmente una experiencia amarga los despierta a cambiar de camino y dirigirse por el camino de la salud y el bienestar físico.

Atrás