Desplegar tu esencia...

 

Alejandro Ariza

Médico cirujano, terapeuta psicoespiritual, creador de Nueva Conciencia, conferenciante, escritor, Alejandro Ariza es muchas cosas a la vez. He tenido el placer de conocerle en la red, a través de sus escritos y del mensaje que deja a diario en su web www.nuevaconciencia.com.mx . Investigador incansable de la conciencia humana, su acción se centra en ofrecer una ayuda a los demás "para que puedan llegar a sentirse extraordinariamente bien". Personalmente he llegado a sentir su gran calor humano y su portentosa positividad a pesar de la gran distancia física que nos separa.

Comentarios suyos que considero importantes de destacar:

"Las emociones de un ser humano son su "sistema guía", y este sistema nunca falla. Si me siento muy mal, no es por ahí; si me siento muy bien, es por ahí. Punto"

"El ser humano solo ve lo que lleva dentro, es decir, la persona sólo alcanza a ver en su exterior lo que desde antes ya albergaba en su interior"

"Cuando empezamos a observar el plan divino tal cual es, uno se libera de la carga que constituye juzgar las acciones de los demás. Y curiosamente cuando me deshago de esa carga, me libero a mí mismo y a los demás. Quien no juzga, es porque no pierde de vista lo divino en todo. Sé que es muy difícil en ocasiones, pero muy difícil, saber el propósito de lo que hace otra persona, pero hoy acepto que es suficiente creer que se realiza por Dios a través de esa persona para ayudarme a crecer de una u otra manera, y así, todo es parte de lo divino"

"Cuando alguien intenta ofenderte, te está invitando a ser víctima e iniciar un juego. Con Nueva Conciencia observa a una ofensa como un regalo. Y qué pasa cuando no aceptas un regalo. ¿De quién es entonces? De quien te lo quiso dar y de ahí no pasó. En esta metáfora, cuando no aceptas el regalo significa que ante una ofensa no haces nada. Absolutamente nada. Eso es no aceptar el regalo y permitir que siga en posesión de aquel quien te lo quiso dar. Debes comprender que el mal sólo es combatido con el mal. El bien no combate"

"La propia felicidad es responsabilidad única y exclusiva de uno mismo, de nadie más, de nadie"

"Si quieres elevar tu frecuencia vibracional, si deseas vibrar más rápido haz algo que te haga sentir bien. Elige sentirte bien siempre. Y si quieres disminuir tu frecuencia vibracional, elige sentirte mal por algo o por alguien"

"De tal suerte que cuando te concentras, reúnes todos tus sentidos en un punto, tu pasado, presente y futuro se encuentran en el ahora. ¡Ahí estás concentrado y así, desde tu centro reunido todo tú, te fundes enteramente con lo que observas! ¡Esta experiencia es de las más sublimes, maravillosas, divinas y espectaculares que he podido vivir en mi experiencia como humano! ¡Es divino poderse concentrar! Ahí siempre se toca a Dios. Y este es otro privilegio de sólo algunos cuantos. El tiempo que se dedica a algo, debe ser para ese algo y no más"

"Hay tres señales de el trabajo adecuado y las encontrarás cuando digas " sí " a estas tres preguntas:

1. ¿Es fácil para ti lo que haces?

2. ¿Sientes alegría al realizarlo?

3. ¿Generas resultados?"

"Una de las lecciones que sigo aprendiendo en mi vida es que el Universo te responde con la misma energía, exactamente la misma, que tu envías al exterior"

"Todo empieza en uno mismo"

"Un humano que verdaderamente quiere vivir su paraíso aquí en la Tierra es aquel que al fin tiene el valor de seguir las cosas que lo hacen feliz, es decir, que lo conectan con su centro, que le hacen descubrir quién es realmente y así empieza a amarse así mismo y lo que le rodee"

"Sólo cuando dejes ese hecho en el lugar al que pertenece, el pasado, ahí donde terminó, podrás liberarte para vivir en paz tu presente, que de hecho, es lo único que realmente tienes, ese minúsculo momento llamado presente. Aunque por más minúsculo que sea, resulta ser la entrada para fundirnos con el Todo. Y esa minúscula entrada siempre está colmada de paz"